Cómo cuidar de tus prendas SOEUR

Nuestros consejos para su cuidado

EL PUNTO

Nuestras creaciones están elaboradas con fibras de calidad que requieren una atención especial.

Es importante consultar siempre las instrucciones de la etiqueta de composición y cuidado.

1 - LAVADO

El lavado a mano es la mejor manera de cuidar tus prendas de punto.

  • Debe hacerse en agua fría (a las prendas de punto les gusta el agua, pero no el calor)
  • Utilice un detergente especial para lana, preferiblemente líquido, los detergentes en polvo pueden dejar rastros,
  • Evite los suavizantes, ya que dañarían las fibras de su jersey,

  • Tenga cuidado, el lavado de manos debe hacerse sin "remojar", de lo contrario su pieza podría sentirse, 

  • Enjuague bien con agua limpia, sin torcer su parte para no dañarla,
  • Remueva ligeramente su jersey enrollándolo en una toalla para eliminar el exceso de agua antes de secarlo.

El lavado a máquina con un programa de lana es posible si la etiqueta de cuidados así lo indica.

En este caso :

  • Lavar del revés para evitar enganches.
  • Use una bolsa de lavado si es posible,
  • El lavado también se realiza en frío,
  • Y el centrifugado no debe superar las 400 revoluciones por minuto,
  • Te recomendamos que utilices siempre un detergente apto para lana, preferiblemente líquido y en pequeñas cantidades. Debe evitarse el uso de un suavizante de telas.

2 - EL SECADO

El punto debe secarse preferiblemente en plano, lejos de la luz solar, para que conserve su forma y color originales.

Por lo tanto, le recomendamos que evite las perchas, que relajan las fibras y deforman su punto. No se recomienda la secadora. Guarde su artículo en un lugar seco, alejado de la luz.

Alguno punto prefieren la limpieza en seco, consulte las instrucciones en la etiqueta de composición y cuidado.

3 - PELUSA

Hay que tener en cuenta que la lana de calidad, por definición, es un material que desprende de forma natural un excedente, por lo que desprende un exceso de material que forma bolitas en ciertos puntos de fricción.

Para tejidos finos, como la cachemira y la lana merino, se recomienda utilizar un peine de cachemira. Coloque su pieza en posición horizontal y péinela suavemente, aplicando una ligera presión. Para los tejidos más gruesos, existen maquinillas de afeitar eléctricas especiales que no dañarán tus piezas favoritas.


LA SEDA

La seda es un material noble y delicado que dura mucho tiempo cuando se mantiene adecuadamente.

1 - LAVADO

Se recomienda lavar a mano en lugar de hacerlo a máquina.

  • El lavado se realiza en agua fría y no tibia,
  • No remojes tu prenda por más de unos minutos,
  • Tenga cuidado de no frotar ni arrugar su prenda al lavarla, la seda es frágil, podría dejar marcas,
  • Le recomendamos que utilice un detergente líquido delicado adecuado para la seda.

2 - SECADO

Recomendamos que seque al aire su artículo directamente en una percha, pero fuera de la luz solar directa para evitar la decoloración. También puedes secar previamente tu prenda en una toalla para eliminar el exceso de agua, pero sobre todo no arrugues tu blusa o vestido para no dañar las fibras. En algunos casos también recomendamos la limpieza en seco.

3 - PLANCHADO

Si desea planchar su artículo, le recomendamos que lo haga por el reverso de la prenda y que utilice un paño ligeramente húmedo. La plancha debe estar en la posición "seda" si la hay, y en la más baja, para no dañar las fibras. También puedes vaporizar tu prenda si tienes el equipo necesario.


ARTÍCULOS DE CUERO

El cuero es un material natural, que requiere mucha delicadeza.
Con el tiempo, evoluciona y adquiere una pátina:
este desgaste natural se manifiesta por variaciones de color y textura.
Debe protegerse de la humedad, la exposición prolongada a la luz y el calor excesivo.

A continuación, se ofrecen algunos consejos que le ayudarán a cuidar sus bolsos y otros artículos pequeños de cuero:

  • Le recomendamos que proteja sus artículos de la humedad (lluvia) y cualquier fuente de calor (radiador, sol),
  • Si entra en contacto con el agua, no limpie el cuero, frótelo con un paño de color natural para absorber el líquido.
  • Según el tipo de cuero, puede realizar un cuidado regular con una leche adaptada a la marroquinería (leche SAPHIR disponible en nuestras tiendas y

    aquí ), que le permitirá reducir las huellas, los arañazos y las posibles rozaduras,

  • Tenga especial cuidado con las bolsas blancas o transparentes para evitar que se ensucien, ya que es difícil limpiarlas,
  • Evite los impactos en las partes metálicas, ya que el acabado podría deteriorarse,
  • No sobrecargues tu bolso para que mantenga su forma original el mayor tiempo posible.

Cuando no esté usando su bolso, guárdelo en su funda protectora, forrado con papel de seda para mantener su forma, alejado de la luz y la humedad.

Tenga cuidado con las transferencias de color:

Su ropa puede rozar el cuero, así que evite el contacto con abrigos y tejidos crudos que puedan desteñir como los vaqueros oscuros, por ejemplo, ya que sus pigmentos de color pueden transferirse al cuero y dañar el bolso de forma irreversible.


EL CALZADO

Todos nuestros zapatos tienen suela de cuero, garantía de calidad.
Para protegerlos, te recomendamos que pongas un patín en la parte delantera de tus zapatos. Por lo tanto, la nueva suela será menos resbaladiza cuando llueve.

En el caso de los zapatos de piel, le recomendamos que los limpie con un paño suave y los pula regularmente.

Para cuero dividido o gamuza, considere la posibilidad de impermeabilizar sus zapatos. Para limpiarlos, use un cepillo suave y una pequeña goma de borrar para eliminar las manchas.Para nuestros zapatos de piel de pitón o cocodrilo, te recomendamos que utilices una leche hidratante, como la crema universal SAPHIR disponible para la venta en nuestros puntos de venta.

Si sus zapatos se mojan, déjelos secar bien durante unos días antes de guardarlos. Recuerda que tus zapatos necesitan respirar, te recomendamos no usarlos más de 2 o 3 días seguidos, si no quieres que tus zapatos se desgasten prematuramente.

Por último, cuando no utilices tus zapatos, asegúrate de guardarlos en su funda, a ser posible forrada con papel de seda o con hormas para que conserven su forma original.